lunes, 22 de febrero de 2010

Oviraptor, el eterno desconocido

Últimamente he estado investigando sobre el Oviraptor philoceratops, un dinosaurio que ofrece una gran variedad de posibilidades sobre su anatomía y forma de vida, toda una joya paleontológica, más de lo que ustedes creen. De hecho, Oviraptor ya fue descrito en el blog (http://grandesauri.blogspot.com/2009/10/oviraptor.html), pero hoy quiero profundizar más.

En realidad, mi objetivo principal para esta entrada es crear algo de debate en los comentarios, ya que hay muchas cosas que se pueden discutir sobre este terópodo. Se aceptan por tanto todo tipo de críticas e información adicional sobre el tema que alguien quiera añadir.

Primero comencemos por realizar un pequeño análisis filogenético. Está claro que Oviraptor, por su estructura ligera pinta claramente como un celurosaurio, eso no lo discute nadie, pero ahora vienen los problemas. En principio, el clado Oviraptorosauria se incluiría en Maniraptora (dinosaurios con los dedos oponibles al “estilo Velociraptor”), pero separado del clado Paraves, en el que se incluyen aquellos dinosaurios que están emplumados con certeza, ya que son parientes muy próximos a las aves (de hecho las aves se incluyen en este clado). También es verdad que el Oviraptor es uno de los pocos dinosaurios que tiene unas clavículas fusionadas, hueso conocido como espoleta que aparece en casi todas las aves, sino todas.

Versión del Oviraptor emplumado y con rasgos aviares (empollando sus huevos). Esta fantástica representación nos ha sido cedida por Dinopixel, cuyas demás obras puedes ver en su galería (http://epic3d.deviantart.com/).


Sólo con esto ya nos podemos preguntar si el Oviraptor y sus congéneres estaban emplumados, idea que en principio es aceptada por la mayoría de los paleontólogos y paleoaficionados. Es cierto que su parentesco con las aves es muy evidente, pero aún no se ha hallado ningún espécimen de Oviraptor con impresiones de plumas (¿me equivoco?). En caso de que tuvieramos a un Oviraptor emplumado, sus plumas podrían ayudarle a retener el calor, aunque no creo que hiciera falta en el desierto de Gobi, pero sí le podrían servir para atraer pareja.

Ahora entremos en algo mucho más polémico e interesante, su dieta. Lo que podía comer el Oviraptor es una pregunta que procura dolores de cabeza a cualquier paleontólogo, ya que entre la historia y la anatomía del dinosaurio se forma un pastel de ideas del que es casi imposible concretar cuál es la cierta.

En primer lugar, hablemos de huevos. Ya sabemos que inicialmente se creía que Oviraptor comía huevos por haber hallado un espécimen de dicho dinosaurio sobre un nido de huevos asignado al ceratopsio Protoceratops, y que reciente estudios han desmentido este tema revelando que los huevos son de Oviraptor, y apoyando la hipótesis de que sólo era una madre empollando sus huevos (¡otro parecido con las aves!). Una vez conocido este dato, aunque se rechace que el Oviraptor comía huevos, ¿por qué no? La mandíbula del Oviraptor era desdentada, con un potente pico córneo y se cree que buenos músculos mandibulares, sin duda un mecanismo perfecto para romper huevos, más teniendo en cuenta que éstos son una gran fuente de alimento y nutrientes.

Huevos fosilizados adjudicados al Oviraptor.

Aún así, al no haber evidencias del todo relevantes, otras teorías se han desarrollado. Una de las más seguidas es la siguiente. Teniendo en cuenta que la gran mayoría de los restos de Oviraptor hallados son de ambientes lacustres (en los que hay presencia de un lago) fosilizados, se ha sugerido que con las características antes mencionadas, el cráneo del Oviraptor estaba perfectamente preparado para alimentarse de los moluscos y bivalvos que llegasen a la orilla.

Una vez vistas las capacidades de su cráneo, pasamos a sus enigmáticos brazos. Estos son parecidos a los de los ornitomimosaurios, largos y delgados, terminados en garras pero con poca fuerza, y sin duda no servían para cavar ni atacar hormigueros. Estos débiles brazos no serían capaces de luchar contra una presa en condiciones como podría ser Protoceratops, y posiblemente su uso más común sería ¿cuál? Tal vez agarrar roedores y lagartos, es lo único que se me ocurre, a no ser que… ¿Y si Oviraptor fuera herbívoro? Sus frágiles brazos arrancarían las plantas, sí, pero una mandíbula desdentada no es ideal para triturar la vegetación y estoy seguro de que su estómago no sería muy grande. Tampoco hay evidencias de gastrolitos en el Oviraptor, así que esta teoría no es más que pura fantasía.

Esqueleto de uno de los Oviraptores del Gobi.

Vayamos a la última incógnita del tema, posiblemente la más curiosa. Seguro que ustedes se imaginan al Oviraptor con una buena cresta sobre la cabeza, ¿pero no les suena si en lugar de la cresta ponemos un cuerno? En efecto, en algunos sitios se puede encontrar al Oviraptor con cuerno, y en otros con cresta, ¿pero por qué? En principio habría una división entre dos especies, Oviraptor mongoliensis (cresta) y Oviraptor philoceratops (cuerno), pero desde hace poco se ha creado un nuevo género de oviraptórido llamado Citipati, en el que se han incluido los especímenes de Oviraptor mongoliensis, por lo que ahora mismo la única especie de Oviraptor existente es O. philoceratops, el terópodo cornudo. Olvidé mencionar que un tercer tipo de Oviraptor no tiene ni cresta ni cuerno, y creo que también se incluye en O. philoceratops, junto con el Oviraptor cornudo.

Al fin y al cabo, los cráneos de Oviraptor no son tan distintos.

Una vez dicho esto, me toca sugerir a mí. Si se observan los cráneos del Oviraptor con cuerno y del Oviraptor con cresta, observamos con claridad una gran similitud en todo, ya sean fenestras, forma global del cráneo, tamaño de los huesos del cráneo, etc.… Pues bien, yo propongo que aquí lo que estamos viendo es un caso de diformismo sexual, en el que dependiendo de si el individuo era macho o hembra tenía una cresta o un cuerno. Según esta hipótesis que acabo de exponer, sería el macho seguramente el que llevara una cresta, para llamar al máximo la atención de la hembra. Ésta respectivamente usaría su cuerno tal vez para proteger a sus crías y mostrar la fortaleza de una madre. En cuanto al Oviraptor sin cuerno ni cresta, podría tratarse de un joven aún no desarrollado, que más tarde tendría una cresta.

Cráneo de Oviraptor carente de cresta o cuerno.

En resumen, ¿estaba emplumado? ¿Comía huevos? ¿Moluscos y bivalvos? ¿Para qué servían sus brazos? ¿Se debe considerar como dos géneros distintos o como dos especies de un género? ¿Podría tratarse de diformismo sexual? Todo esto rodea al conocido popularmente como Oviraptor.

Ahora te toca opinar a ti.

6 comentarios:

jorgegofy dijo...

me quedo con que era emplumado, con dieta a base de moluscos, y con lo del cuerno/cresta, es un dimorfismo sexual

Enrique dijo...

Hola jorgegofy

Yo personalmente me inclino más porque comía huevos, por lo demás coincido contigo, aunque no estoy tan seguro de mi teoría de diformismo sexual... Parte de mí me dice que son tres especies distintas XD

Dinopixel dijo...

Hola Enri14, veo que llego tarde con lo del dibujo del ovirapto, lo he puesto en el foro pero aquí te dejo el vinculo, un saludo.

http://epic3d.deviantart.com/art/oviraptor-empollando-155270764

muy bueno este blog, me pasaré amenudo para ver la cosas que vas poniendo

un saludo

Enrique dijo...

No problemo Dinopixel, ahora mismo lo pongo ;)

Bienvenido al blog y me alegro de que te guste.

El Señor de los Animalillos dijo...

No estoy muy puesto en la toxonomía de Oviraptor pero hay quien lo considera un ave de pleno derecho. QUe sabes de esto?

Enrique dijo...

Yo tampoco sé mucho de taxonomía, pero si es verdad que muchas veces se le considera tan aviar como a los miembors del clado paraves (dromeosáuridos, troodóntidos...), aunque yo prefiero pensar que está separado de estos dinosaurios "avianos puros". Claro que esta es otra de las Ovi-incógnitas :)

Saludos